El Vigía

Amor en tiempos de burbujas

De los pasos…

La calma de las noches de invierno regala grandes heladas

Pero ahí estás vos pisando adoquines

Escuchás tus pasos desde sus ausencias

Alejás tus gritos de las proclamas de la especie

Sacás tus fotos del álbum familiar

Ahora sentís tus dolores en las lágrimas del niño

Tu sombra es una fiel compañía en las noches de nostalgia

Tus afectos se reducen a la honestidad

Las calles muestran la majestuosidad de sus obras

El río escucha tus deseos de caminar sobre el

La aurora en el horizonte es una acuarela derramada dramáticamente

Las noches polares no son menos árticas que tus afectos

Él tiene el botón de encendido y vos aceptas los paréntesis  

Tus excusas se culturan en la literatura poética de verlo sonreír

Mientras ellos caminan de a dos y se reproducen;

tu colchón es la escultura de tu devenir.

Los cuadros de los hoteles son tus favoritos.

Los desayunos que te preparan te hacen sonreír;

Y sentís como te vas acercando

Y las ceremonias se van alejando

Y el barbijo se desprende

Y sus ojos te pintan una boca

Y declaras que no podés ser un nuevo normal

Por: Gina Silva

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.