El Vigía

Amor en tiempos de burbujas

De los sonidos…

Le contás tu historia a cada hongo de la pared del techo

Salís a caminar y tus pensamientos entran en dialogo con la marcha

El silencio fuera de tu cabeza es desolador y tu mente no para de resistir

Las lagrimas caen como un temporal después de un árido verano

Como el torrente que rezonga la apacible calma de la tormenta

Te mirás en el mundo y sos una leyenda

El último sobreviviente tal vez…

Te sentás en la mesa, y masticás por horas un trozo de pollo

El chiflido de la caldera suena, suena y suena

Escuchás primero un grito, y luego escuchás un pedido de auxilio

El culo del vaso retumba en la mesa

El sonido del agua que cae dentro del, es refrescante e insoportable

Y vuelve la respiración a tus oídos

Escuchás que un asteroide impactará sobre la tierra

Pensás en lo lejos que estás de todos ellos y por primera vez…

Te acercas a vos, y te alejas

Prendés la tele, la gente muere a diario, cambias de canal

…Hay gente que compra chacras, otras se hacen cirugías en el rostro, y uno fabrica un inodoro especial para una casa rodante…

Volvés, la gente sigue muriendo de muertes que nos importan

Los médicos son héroes, el biopoder se honra una vez más

Decidís apagar la tele y no prenderla por un buen tiempo

Y ahí estás vos, sentado en un sillón

Hace un mes vivís como un forastero

Tu burbuja no son más que tus sonidos

Por: Gina Silva

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.