El Vigía

Ancap, Antel y organismos pidieron excepciones ante topes salariales establecidos por ley

El vicepresidente de la petrolera estatal dijo que se pidieron excepciones para Cementos del Plata para “llegar al proceso de asociación” sin “perder competitividad”

La ley de presupuesto de 2020 estableció que “ninguna persona física que preste servicios personales a personas de derecho público no estatal [las entidades paraestatales]” podrá “percibir ingresos salariales mensuales permanentes superiores a la retribución total del subsecretario de Estado”. Actualmente, el segundo a cargo de un ministerio percibe aproximadamente 263.000 pesos de salario nominal.

Sin embargo, la misma ley estableció que “los organismos podrán solicitar, en casos excepcionales y por razones fundadas en la notoria competencia o experiencia fehacientemente comprobada de la persona física, exceder el tope dispuesto”, siempre y cuando cuenten con un informe previo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Según informó el miércoles el diario El Observador, fueron varios los organismos que, teniendo sueldos superiores a los de un subsecretario, decidieron solicitar al Poder Ejecutivo, con el aval del MEF y la OPP, establecer excepciones a las rebajas, es decir, conseguir que las remuneraciones de algunos cargos no disminuyan hasta 263.000 pesos nominales, sino que se mantengan más altos.

El diario informó que, por ejemplo, algunas empresas públicas solicitaron las excepciones para cargos en sus subsidiarias. Es el caso de Ancap, que pidió autorización para establecer excepciones al tope salarial en Cementos del Plata. Se trata de la empresa de comercialización del pórtland a la que el directorio de Ancap aprobó asociar con un privado, dado que el negocio da pérdidas millonarias año tras año.

La información indica que Ancap logró que el gerente general de Cementos del Plata mantuviera un salario de 367.096 pesos nominales. Para otro gerente se logró una excepción para ganar 352.097, y también se lograron excepciones para tres jefes.

En diálogo con la diaria, el vicepresidente de Ancap, Diego Durand, defendió esta excepción solicitada porque se trata de “personal sensible, de formación calificada, de inversión académica y obviamente de posicionamiento por la tarea de alta dirección que cumplen”. Según dijo, se trata de “salarios importantes” porque “ante la competencia de la plaza no podemos perder ese personal calificado”.

Consultado acerca de que estas excepciones se hayan solicitado para una empresa que da pérdidas, Durand respondió que “las empresas no pueden manejarse solas ni a control remoto”, y que ese personal “es necesario para el cumplimiento de la tarea”, además de que hace “muchos años que están trabajando para la compañía” y que “compitieron” y “ganaron su concurso” para entrar. “No podemos dejar que la empresa Cementos del Plata, que es con la que estamos trabajando en un proyecto de asociación que está pendiente y en trámite, decaiga, sino que la empresa tiene que mantenerse, hay que cuidarla al máximo, cuidar el mercado” que tiene para “llegar al proceso de asociación” sin “perder competitividad”.

Por otro lado, Antel consiguió el aval del Poder Ejecutivo para dejar por fuera del tope del salario de un subsecretario a cuatro gerentes de su subsidiaria ITC, dos de HG y uno de Accesa, en ninguno de los casos con montos superiores a 290.901.

Otros organismos que también solicitaron estas excepciones por encima de 263.000 pesos para algunos cargos son el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, la Agencia Nacional del Desarrollo, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, la Comisión Honoraria Administradora del Fondo de Solidaridad, la Corporación de Protección del Ahorro Bancario, la Corporación Nacional para el Desarrollo, República AFAP, el Ministerio de Industria para las empresas de gas por cañería Montevideo Gas y Conecta, el Instituto Nacional de Carnes, el Laboratorio Tecnológico del Uruguay y el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular.

De todas estas instituciones, la que podrá pagar montos más altos es República AFAP, cuyo gerente general podrá cobrar 690.000 pesos nominales, su gerente de Inversiones 492.414, su gerente de Administración y Finanzas 434.766, otros tres gerentes más de 400.000 pesos y otros dos cargos 361.893 y 279.224.

Uno de estos casos que acarreó mayores discusiones en la interna de su directorio fue el de la Caja de Profesionales Universitarios, que se encuentra en la búsqueda de soluciones para paliar su déficit. El gerente general cobraba 676.550 pesos nominales, 318.694 líquidos. Luego seis gerentes, en promedio, ganaban 329.033 pesos –214.625 líquidos– y un auditor interno ganaba 341.415 –222.548 en mano–. A partir de las excepciones establecidas por el Poder Ejecutivo, el gerente general cobrará 413.191 pesos nominales –39% menos que antes–, mientras que el máximo de los demás se estableció entre 274.899 y 286.947.

Fuente: La Diaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.