El Vigía

Origen

El músico colombiano Juan Esteban Aristizábal, o Juanes, como mejor se le conoce, recuerda con claridad aquellas noches de infancia, de vacaciones en la casa de su familia en Carolina del Príncipe, una zona agrícola al norte de Medellín, Antioquia, donde “espiaba” a los adultos en el sótano que servía como cantina, a donde llegaban las personas a tocar, bailar y escuchar música popular.

Esa música que salía de una tradicional ‘vitrola’, o máquina que colocaba vinilos de diversos artistas al azar, no solo le servía como arrullo para dormir, también se convertiría en la semilla para que años después su ecléctica pasión musical se plasmara en su más reciente producción discográfica, Origen, 12 canciones de algunos de sus ídolos y reimaginadas por Juanes a través de diversos géneros y fusiones.

Este es el punto de llegada de una carrera que lo ha llevado a publicar 10 discos como solista; le permitiera vender 20 millones de discos en el mundo; obtener 25 premios Grammy y Latin Grammy; lograr ubicar 12 sencillos en los primeros lugares de las listas musicales de EEUU, además de convertirlo, según la revista Time, en ‘una de las 100 personas más influyentes del mundo’ en 2005.

A esos recuerdos regresa Juanes, con adaptaciones de Volver, de Carlos Gardel; Nuestro juramento, del ecuatoriano Julio Jaramillo o No tengo dinero, del mexicano Juan Gabriel, que exponen a un inquieto melómano.

Con 48 años, Juanes busca seguir más sus instintos y el riesgo de alejar a los seguidores o no lograr nuevos fans no le preocupa. “El riesgo siempre existe en cualquier proyecto. No estoy buscando las tendencias, lo que está de moda o los ‘likes’ o lo que tú quieras decir, para mí es más un tema artístico y que quería hacer, simplemente”.

Pero esta abstracción de lo que sucede hoy no lo hace evadir la situación de su país. “Es inevitable alejarse de esa realidad”.

Su opción personal no es dejar de hacer música, «el arte es una forma de expresar que para mí es válida, que desde ‘pelao’ siempre estoy en eso. Mi disco que salió hace dos años fue el 21 de noviembre (2019), el día de las marchas, y esta es la segunda vez que el álbum coincide con las marchas. Es un poco lo que hace parte de nuestra realidad cotidiana de Colombia”.

Juanes tiene la certeza de que después de este álbum habrá una nueva etapa, sin embargo no especula mucho sobre ese posible futuro; donde podría haber otro disco similar a Origen con artistas actuales que admira.

“La infancia para mí fue alrededor de la música popular y digamos que la adolescencia y la época más adulta fue más alrededor del rock en español y el metal, entonces no sé cómo seré yo dentro de 20 años tratando de hacer un ‘cover’ de hoy, o sea, no puedo imaginarme ni siquiera. Yo creo que me voy a quedar haciendo lo que me nace y cada vez será un momento diferente. No lo sé, me gusta tomar riesgos y seguir buscando y descubriendo cosas nuevas, aún no sé. (…) Yo nací en los años 70 y para mí siempre va a ser la influencia marcada, digamos con mayor claridad esa época”.

Origen no es otro disco más para el músico, es «un mapa al que vuelvo constantemente para recordar quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy. Es la música en lo profundo de mi corazón, que nunca se olvidará”.

Fuente :AA.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.