El Vigía

TDAH

Historia del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad e Impulsividad
Carlos E. Orellana Ayala, neuropediatra.

Con alguna frecuencia nos topamos con expresiones como `el TDAH no existe`, `en un invento reciente`, `lo han inventado los médicos y psicólogos`, etc. No puedo evitar sentir mucha pena por esas personas y a la vez sentirme dolido por el gran daño que producen al desbaratar las luchas que cotidianamente realizan muchísimas familias por salir adelante cuando uno de sus miembros presenta TDAH. Gran bien harían a la humanidad quedándose callados y ocupando su tiempo en investigar, indagar más y tomar toda la evidencia científica que se ha ido acumulando a lo largo de muchos años y que nos demuestran que el TDAH es tan real como real es el esfuerzo y deseo de sacar adelante a nuestros hijos o alumnos que lo presentan.

¿QUIÉNES NIEGAN LA REALIDAD DEL TDAH?
Los dejo organizados en tres grupos:

CONOCER LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL CONCEPTO TDAH ES UN BUEN ARGUMENTO.

Como ocurre con muchos otros temas, conocer la historia nos permite ver el proceso evolutivo de lo acontecimientos o los conceptos y verificar que ha habido detrás de todo el proceso una constante argumentación científica validada por la experiencia. Vamos a dar un paseo por el tiempo para conocer la historia del TDAH.

Año 1798, Escocia, Gran Bretaña.

El médico Alexander Crichton realizó una descripción de una condición de algo muy parecido a lo que actualmente llamamos TDAH. Le llamó `Mental Restlessness` (agitación o inquietud mental). Dos características resaltaba Crichton:

1. Inquietud
2. Incapacidad para atender a algo por tiempo adecuado y con constancia en la realización de las tareas.

Esto se registra en sus escritos que luego dieron origen al libro `An inquiry into the nature and origin of mental derangement` en la que aborda distintos aspectos relacionados con la mente humana y cuestiones patológicas de la misma.
Crichton es considerado uno de los padres de la psicología moderna y es exponente de la génesis de la psiquiatría.

¿Quién fue Alexander Crichton?

Nació en Edimburgo en el año 1763 y estudio medicina en la Universidad de Leiden de la que se graduó en el año 1785. Luego continuó su formación en Alemania. Este tiempo de permanencia en ese país deja una huella kantiana en Crichton (Matusevich D, 2015).

En 1792 vuelve a Inglaterra y después de la traducción al inglés un libro de fisiología de Blumenbach: `An Essay on Generation` y un tiempo después escribe su libre `An inquiry into the nature and origin of mental derangement`.

Después de un tiempo de ejercicio en la Gran Bretaña se traslada en 1804 a Rusia en donde permanece hasta 1819 ejerciendo como médico de la familia real. Destacó por su intervención en la epidemia de cólera que afectó el sudoeste ruso.
Falleció en Kent el 4 de junio de 1856.

1845, Heinrich Hoffmann.

Aún cuando Hoffman era psiquiatra, su trabajo en relación al TDAH no es científico sino literario. Sin duda los conocimientos médicos de Hoffman influyeron en sus relatos.

En 1845 escribe una colección de cuentos titulado `Der Struwwelpeter` (Pedro el Melenas) que al parecer era un regalo de cumpleaños para el primero de sus hijos; Hoffman buscaba un libro de cuentos para su hijo pero al no encontrar algo que le dejara satisfecho decidió comprar un cuaderno de dibujo y hacer él mismo la historia y sus dibujos. El libro al final resultó en un éxito de ventas y fue traducido a varios idiomas habiendo tenido repetida ediciones.

Hoffmann describe las dificultades de `Felipe el Nervioso`:

`Phil, para, deja de actuar como un gusano. La mesa no es un lugar para retorcerse.` Así habla el padre a su hijo, lo dice en tono severo, no en broma. La madre frunce el ceño y mira a otro lado, sin embargo, no dice nada. Pero Phil no sigue el consejo, él hará lo que quiera a cualquier precio. Él se dobla y se tira, se mece y se ríe, aquí y allá sobre la silla. `Phil, estos retortijones, yo no los voy a aguantar.`


Hoffman describe un patrón conductual que podemos observarse en niños con conducta dispersa, hiperactiva e impulsiva. Esto, aunque en un tono literario, lleva la descripción detallada de un médico psiquiatra que muy probablemente observó y trató a muchos niños con patrones conductuales similares.

1902, George Still

Still, pediatra inglés, publicó en The Lancet un artículo en el que describe el patrón conductual de 43 niños que había observado y que presentaban las siguientes características:

– Falta de atención
– Búsqueda de gratificación inmediata y poco control voluntario para inhibir su búsqueda
– Poca preocupación por la consecuencia de sus acciones
– La conducta no estaba vinculada a patrones de crianza

Denominó a este cuadro `Defecto del Control Moral`.

George F. Still es el primer profesor de pediatría del Reino Unido, su trabajo fue presentado como una serie de conferencias impartidas el 4, 6 y 11 de marzo de 1902 en el Real Colegio de Médicos de Londres.

Dos cuestiones son importantes de señalar en el estudio de Still:

1. La descripción de los casos que realiza
2. La desvinculación de la conducta de cuestiones relacionadas con el ambiente o la crianza.

Fuente: fundacioncadah.org

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.